domingo, 7 de septiembre de 2014

MONEDERO MONEYBERRY





Siempre que veo uno de estos monederos, recuerdo a una querida maestra de mi infancia... siempre con su monedero de boquilla tejido y un montón de pesetas tintineando a su paso. 
Me sabe a niñez, a escuela, me huele a tiza y a libro abierto. 
Y este es mi pequeño homenaje a esa mujer progre, creativa e innovadora que me enseñó que para aprender sólo hay que observar la vida.


Siguiendo el consejo de mi mentora, cada vez que termino un proyecto lo miro, lo observo, entorno los ojos y me viene la idea. En este caso, he decidido bautizar a mi monedero como el modelo "Moneyberry". Me encantan las moras y degustar una taza de infusión de zarzamora mientras tejes, creo que ha tenido mucho que ver en mi inspiración.



Mmmm...!! Entre recuerdos, olores y sabores a zarzamoras vamos con el paso a paso...




Lo primero que tenéis que hacer es reunir los materiales necesarios para confeccionar vuestro Moneyberry. Yo en este caso, he optado por tonos morados y ocres.

Cuando trabajéis con hijos de pequeño grosor y por el tipo de composición no sea un hilo que se preste al fácil deslizamiento por la aguja, os recomiendo que utilicéis aguas metálicas. Os será mucho más fácil tejer.



Como os muestro en las imágenes, debemos trabajar en espiral hasta que alcancemos la medida de la boquilla abierta.
¿Cómo lo hacemos? Realmente fácil. Os cuento el procedimiento:

1. vuelta: Realizamos un anillo mágico con 6 medios puntos o puntos bajos (m.p. - p.b.)

2. vuelta: 2 medios puntos en cada punto de la vuelta anterior (estaremos haciendo un aumento en cada punto bajo del anillo mágico). Ahora tendremos 12 puntos bajos.
3. vuelta: comenzamos tejiendo 1 punto bajo y 1 aumento, repitiendo hasta acabar la vuelta (estaremos haciendo 1 punto bajo en el primer punto de la tercera vuelta y en el siguiente punto que nos encontramos, tejemos 2 puntos bajos en él). Obtendremos 18 puntos bajos.
4. vuelta: 2 puntos bajos y un aumento, repetir hasta acabar la vuelta. Tenemos 24 puntos bajos.
5. vuelta: 3 puntos bajos y un aumento, repetir hasta acabar la vuelta. 30 puntos bajos.
6. vuelta: 4 puntos bajos y un aumento, repetir hasta acabar la vuelta. 36 puntos bajos.
7. vuelta: 5 puntos bajos y un aumento, repetir hasta acabar la vuelta. 42 puntos bajos.
8. vuelta: 6 puntos bajos y un aumento, repetir hasta acabar la vuelta. 48 puntos bajos.
9. vuelta: 7 puntos bajos y un aumento, repetir hasta acabar la vuelta. 54 puntos bajos.


Yo he llegado hasta la vuelta 9 porque era la medida de mi boquilla, en el caso de que vosotros tengáis una boquilla más grande, sólo tenéis que seguir el patrón, es decir, la vuelta 10 sería con 8 puntos bajos y un aumento, la vuelta 11 con 9 puntos bajos y una aumento, etc...




En este momento, seguí tejiendo mis 54 puntos bajos, sin aumentos ni nada. Esto se hace para coger altura.

Por lo tanto, desde la vuelta 10 hasta la 18, tejeremos los mismos puntos bajos que nos quedaron en la vuelta 9. Yo decidí darle 9 vueltas de altura (desde la 10 hasta la 18), pero si queréis darle más y que el monedero os quede más hondo, podéis seguir tejiendo más vueltas... pero recordad!! siempre se tejen los mismos puntos bajos que nos quedaron en la vuelta en la que conseguimos la medida de la boquilla.


A continuación recortaremos el diámetro de nuestro monedero en la tela y también el alto del mismo. Cosemos ambas partes. Tenéis que ir acoplando el trozo de tela rectangular a la circunferencia y coser.

Introducimos la "funda" en nuestro monedero y sólo nos falta coser la boquilla. Para ello deberéis ir metiendo el monedero tejido y la tela por la ranura que trae la boquilla y coser.


Es terriblemente fácil... pero armaros de paciencia. Hay que superar el reto del primero, los demás ya son pan comido!





Espero que os haya gustado... yo seguiré tejiendo mis moneyberry al cobijo de una buena taza de té!


Besines y Saludos a Mil!!

9 comentarios:

  1. Cómo me alegro de que hayas vuelto a ser blogger , Cris! yo no tengo ni idea de hacer punto( es una de mis asignaturas pendientes) pero este monederito es una monada. Mucha suerte con este nuevo proyecto. Bss:)

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias Pilar!! Tenía la idea demasiado tiempo rondando en mi cabeza... y me tiré a la piscina!! Todo se aprende, yo hace 6 meses no sabía coger una aguja y todo me sonaba a chino... ahora, con mi taza de té al lado, me va sonando todo un poco más a Rock&Roll!!
    Besines!!

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito!!!! Y parece fácil!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es suuuper fácil Natalia! Te animo a que lo pruebes...

      Eliminar
  4. Bueno, bueno me encanta si es que además me has dado justo en uno de mis colores preferidos, últimamente todo lo hago morado (el color de la mujer segun dicen) tengo empezado un monedero similar pero no termino de hacer bien las vueltas, cuando tengo que crecer, ainssss que el crochet se me resiste. Pero a ti te ha quedado precioso, un día me pongo a ello y lo termino, palabrita. Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste Carmen! manos a la obra... y quiero ver el resultado! Besines!!

      Eliminar
  5. Gracias x tu comentario en mi blog!
    Me encanta el tuyo! Por ahora me quedo con este post. Me apetece mucho hacer uno de estos! Un beso, te seguiré de cerca.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por compartir este precioso (y humano) tutorial.
    Raquel

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips